martes, 19 de abril de 2011

La deserción escolar en México, una triste realidad



La deserción es un fenómeno que se da cuando una persona en edad escolar abandona sus estudios de manera definitiva para dedicarse a otra actividad. Éste fenómeno se presenta en todos los niveles educativos, sus causas son multifactoriales, esto lo hace que sea más difícil de suprimir. Podemos clasificar sus causas en dos vertientes: Causas externas a la escuela y causas internas a la escuela.Las causas externas a la escuela tienen que ver con acciones que se dan fuera del entorno escolar.
La pobreza, sin duda alguna es una de las principales, y más difíciles de aniquilar, ésta sirve de base para detonar otras causas. Estudiar conlleva un gasto, de eso no queda duda, cada inicio de curso los padres tienen que realizar un gran esfuerzo para poder suplir la lista de útiles que la escuela exige, debemos ser concientes que para muchas familias de México suplir esta lista sería gastar el salario de una semana o más, es por ello que la familia muchas veces prefiere que no asistan a clases para que de esta manera aporten con su trabajo algo de dinero para el sustento del hogar.La migración es otra de las causas externas más comunes y en la mayoría de los casos está muy ligada a la pobreza, los padres van de un lugar a otro en busca de trabajo, llevan a sus hijos consigo y es difícil volverlos a incorporar a otra escuela nuevamente, lo cual propicia de manera inevitable la deserción escolar.
 En todos los aspectos de nuestra vida, la familia es un elemento muy influyente, en la educación juega un papel de suma importancia, si los padres motivan a sus hijos, les dan su apoyo, es muy probable que estos niños salgan adelante, desafortunadamente no todos los padres comprenden la importancia de legar a sus hijos educación, su falta de motivación e indiferencia pueden orillar a la deserción, esto generalmente viene asociado con su escasa preparación académica.Una de las cosas más valiosas que todo individuo tiene es su salud, existen situaciones en las que el alumno enferma, lo cual le impide asistir a clases y por ende deserta.
Es una ironía decir que la misma escuela provoca la deserción pero en muchos de los casos así es y es aquí donde entran las causas internas a la escuela.Muchas veces los mismos maestros pueden provocar la deserción escolar, al utilizar una disciplina rígida y cerrada, al calificar a los alumnos de cierta  manera, al no preparar sus clases de manera adecuada, provocando aburrimiento. Se debe poner especial cuidado en el método disciplinario que se utiliza, no debe ser muy rígido pero tampoco tan suave como para propiciar la falta de respeto entre compañeros y maestros.La reprobación es probablemente la causa interna más influyente, ya que el alumno se siente avergonzado y no quiere asistir por temor a la burla de los compañeros, la reprobación puede ser un resultado de problemas familiares, económicos y sociales, lleva estrecha relación con las causas externas.
Como podemos ver la deserción escolar es un problema muy complejo y de gran trascendencia, ya que de alguna u otra manera frena el desarrollo de la sociedad. Es necesario realizar un trabajo conjugado, tanto maestros, padres, alumnos y sociedad para poder erradicar el problema. Como maestros debemos realizar nuestra labor con amor, dedicación, y paciencia, debemos encontrar formas de llevar la clase de una manera dinámica, interesarnos realmente por lo alumnos, motivarlos, resaltar sus virtudes y fortalecer sus debilidades. La influencia que ejerzamos sobre nuestros alumnos puede ser determinante para su futuro. “Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede decir dónde acaba su influencia”.Henry Brooks Adams.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada